0

La enseñanza bíblica

Después que los niños han pasado un tiempo en los centros de interés y han participado de alguna actividad introductoria, es el momento de llevarlo a conocer lo que palabra de Dios tiene que decirles al respecto a la situación o problema representado en el inicio de la lección.

Al escuchar la historia bíblica es necesario cuidar que los niños no solo conocerán y comprenderan la historia sino que deberán ser confrontados por Dios.

Recordemos que en la presentación de la ENSEÑANZA BIBLICA:

  1. La verdad central y el propósito de la lección deben ser reforzados.
  2. Hay aprendizaje si los niños tienen oportunidad de participar y descubrir por si mismos el contenido de la Biblia, habilidad que será fundamental para su desarrollo espiritual.
  3. Debe estar al nivel del alumno, es decir que el lenguaje, y comprensión están a la altura de lo que el niño es capaz de entender.

Veamos ¿Cómo enseñar la ENSEÑANZA BIBLICA con el método del Drama?

Ahora ¿Cómo enseñaríamos usando la Narración?

Antes recordaremos algunos detalles importantes de la Narración.

Escribe un pocas palabras ¿Qué es una narración?

2

Salón de Cuna

Antes de Comenzar:

Se recomienda que los maestros que van a ministrar y los apoyadores estén en el salón de clase o cunero para orar y que el Espíritu Santo sea el que los dirija.

El Cunero debe ser cómodo y confortable (en la medida de las posibilidades de la Congregación o Iglesia), donde los bebés puedan moverse libremente y que tengan posters, dibujos, ilustraciones de Jesús o temas bíblicos. Todo este material se procurará que esté a la altura de la vista de los bebés.

Es necesario que a cada niño se le dé una bienvenida cariñosa pero nada fingido, no olvidemos que los niños son muy perceptivos y reaccionan rápidamente a estímulos.

Desde que entran se les puede dar juguetes y empezar a convivir con ellos, tomando toda actitud como siendo parte de un juego. Ya que hayan llegado todos los niños y se haya atendido a aquellos que estaban llorando o tenían alguna necesidad, los pondremos sentados en el piso, o bien periqueras, o columpios, o porta bebés, o bien cargándolos algunas maestras, de manera que estén seguros y nos puedan poner atención.

Ya que los bebés estén cómodos, el maestro puede empezar a dar su clase con su material previamente organizado y material después de toda una semana de preparación (o inclusive hasta más. Se pueden cantar una o dos alabanzas alegres y una canción de adoración después de la clase que se sugiere que sea de 10 minutos aproximadamente. Si en algún momento se pierde la atención de los bebés, se puede interrumpir la clase para cantar otra vez, de acuerdo a la edad y después continuar con la clase.

Para llamar más la atención de los niños, podemos hacer cambios de voz, dependiendo de la historia; por ejemplo, si es diálogo entre dos personas, hacer dos tipos de voz. Si la historia lleva gritos, pues gritar pero no muy fuerte. Si lleva algo de emoción, hacer la voz muy baja. Recordemos siempre que nosotros debemos ponernos su nivel tanto para darles la clase como en el sentido de parecer ridículos a los adultos, pero divertidos para los bebés.

Cuando los bebés son muy pequeños, no han aprendido a enfocar bien su vista, pero nosotros podemos acercar las ilustraciones o el material con que estamos trabajando y después alejárselas poco a poco pero donde las logren ver claramente. Es muy importante recordar que los niños aprenden por medio de la repetición.

Sé creativo, interesante y divertido. Ora pidiendo la unción de Dios para enseñar cada lección. Toma tu tiempo buscando a Dios en oración para que te dé ideas frescas y originales. Desarrolla un estilo propio de enseñanza y cultívalo.
0

¿Cómo escribir propósitos para tus lecciones con los niños?

  1. DEBEN EXPRESAR LOS CAMBIOS QUE DESEA QUE SE LOGREN. Debido a que aprender significa cambiar, los objetivos de aprendizaje clarifican posibles cambios que se producirán como consecuencia de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al enseñar la Biblia esos cambios deben efectuarse en las áreas cognoscitiva, afectiva, volitiva y de acciones. Los objetivos son más claros cuando especificamos los cambios por medio de verbos que indican las conductas, actitudes o conocimientos que se lograrán.

    Ejemplo:

    1. Un propósito mal formado:
Que el niño logre la comprensión del amor de Dios.

No es muy claro, pues comprensión no es un verbo que exprese el cambio en el niño.

  1. Propósito correcto
Que el niño logre comprender el amor de Dios.

Es correcto, pues comprender es el cambio que debe lograr el niño.

  1. DEBEN EXPRESARSE TENIENDO EN CUENTA AL NIÑO. No son formulados en relación con el maestro o servidor. Esto es evidente, ya que expresan los cambios que el niño debe lograr y no las que se producirán en el que enseña o ayuda.

    Ejemplo:

    1. Un propósito mal formado:
Enseñar que la salvación es por medio de la fé en Cristo

Es incorrecto, pues enseñar es una conducta que realiza el maestro.

  1. Propósito correcto
Que el niño sea capaz de comprender que la salvación es por medio de la fé en Cristo.

Es correcto, pues comprender es el aprendizaje que debe lograr el niño.

  1. DEBE EXPRESAR UN SOLO CAMBIO. Si en un objetivo se desea más cambios o aprendizaje, no se podrá evaluar bien al niño, y no sabremos si lo lograron o no, debido a que sólo alcance sólo uno.

    Ejemplo:

    1. Un propósito mal formado:
Que el niño logre comprender que debe perdonar a quienes lo ofendieron y perdonarlos.

Aquí se muestra dos cambios distintos: ofendieron y perdonarlos. Puede ser que comprensa que puede perdonar, pero sin embargo no perdonará.

  1. Propósito correctamente expresado:
Que el niño sea capaz de:

  1. Comprender que debe perdona a quienes lo ofendieron.
  2. Perdonar a quienes lo ofendieron.
  1. DEBE EXPRESAR LA SITUACION. La situación en la que el cambio se va a lograr, o el contenido que el niño debe conocer.

    Ejemplo:

El niño deberá reconocer la necesidad de confesar sus pecados.
(cambio) (contenido)

El niño deberá testificar de Jesús en su lugar de estudios.
(cambio) (contenido) (situación)

  1. DEBE SER REALISTA. Debe ser posible que los alumnos alcancen los propósitos formulados. Para esto es necesario que sean adecuados a su edad, capacidades, limitaciones, necesidades, circunstancias. Por ejemplo no podemos pretender en una clase de niños de 3 años que logren comprender que JESÚS nació en Belén, luego murió, resucitó y ascendió al cielo donde fue a preparar un lugar para aquellos que creen en EL. Obviamente el niño pequeño no tiene la capacidad para asimilar todo esto.
  2. DEBEN SER RAZONABLES EN NUMERO. No tiene que ser tantas que no se puedan alcanzar, ni pocas que no se contemplen, todos los aprendizajes o cambios que deberían lograr los alumnos.
  3. DEBEN ESTAR CLARAMENTE EXPRESADOS. Su formulación no tiene que ser vaga e imprecisa o incomprensibles. Deben comunicar exactamente lo que se espera que los alumnos logren.

    Ejemplo:

    1. Un propósito mal formado:
El niño deberá comprender que un día Felipe se encontró en un camino desierto con un eunuco que leía las escdrituras y le explicó los requerimientos necesarios para obtener su justificación en base a la obra expiatoria de Cristo.

Este objetivo no es claro ni preciso para el niño.

  1. Propósito correcto
El niño deberá comprender que Felipe guió a un hombre importante a obtener la salvación por medio de la fe en Cristo.
  1. DEBEN TENER TODOS EL MISMO ENFOQUE. Generalmente una porción bíblica puede servir como base para enseñar distintas verdades y un error que cometen muchos servidores o maestros es pretender enseñarles todo en una sola clase. El aprendizaje será más eficaz si en una lección se enfatiza sólo en un aspecto, pero considerándolo en profundidad.

    El siguiente ejemplo se usará como base Lucas 19.1 al 10 para formular los siguientes propósitos de aprendizaje:

El niño será capaz de:

  1. Comprender que Jesús perdonó a Zaqueo y lo ayudó a cambiar.
  2. Comprender que Jesús puede perdonarlo y ayudar a cambiar.
El niño será capaz de:

  1. Comprender que Jesús se acercó a un hombre solitario.
  2. Comprender que Jesús puede ser su amigo si se siente solo.

Si vemos que el mismo pasaje puede enseñarse con dos enfoques diferentes, no sería conveniente pretender lograr en una clase el cumplimiento de ambos grupos de objetivos.

Otro de los errores que se comete a menudo es cambiar el enfoque de un pasaje sin advertilo.

El siguiente ejemplo se basa en Lucas 17:11-19 se podría formular los siguientes propósitos de aprendizaje:

  1. Un propósito mal formado:
El niño será capaz de:

  1. Comprender que sólo un leproso, de diez que fueron sanados, volvió para agredecer a Jesús.
  2. Comprender que deben ser agradecido a Dios por sus beneficios.
  3. Adoptar una actitud de agradecimiento a Dios.
  4. Agradecer a las personas que les han hecho algún favor.

Se puede observar que el último objetivo no es coherente con los tres primeros, pues éstas enfocan el agradecimiento a Dios y en el cuarto el agradecimiento a los hombres, la formulación correcta sería:

El niño será capaz de:

  1. Comprender que sólo un leproso, de diez que fueron sanados, volvió para agredecer a Jesús.
  2. Comprender que deben ser agradecido a Dios por sus beneficios.
  3. Adoptar una actitud de agradecimiento a Dios.
  4. Agradecer a Dios por cada uno de los beneficios que le ha dado.
2

CLASE MODELO

1/7/2008

MINISTERIO DE NIÑOS | Mirian Jesús Cueva Armas

Clase Modelo – Ministerio de Niños.

  1. Clase para niños:

    Escolares – 9 a 11 años

  2. Preparación antes del día

    Oración para preparar el tema.

  3. Tema

    ¿Cómo es Dios?

  4. Pasaje Bíblico

    Salmo 102:27, 103:3-4

    Malaquías 3:6

  5. Tiempo

    1 hora y 30 minutos

  6. Objetivos:

    Que el niño comprenda que es importante conocer a Dios.

    Que el niño tenga un concepto correcto de Dios.

    Que el niño exprese su concepto actual de Dios.

  7. Descripción de las etapas.

    Recepción: Un personaje, actividad los recibe en la entrada, todo va seguido con el tema a llevar en la lección.

    Integración: Al ir llegando los niños, realizan una actividad o un juego donde el niño integra con los demás niños es motivo de que el servidor conozca mas del niño.

    Bienvenida y Oración: El servidor expresa delante del niño, la importancia de estar en la lección y que todo ha sido preparado para él o ella. Expresando una oración para guiar la lección para los niños.

    Alabanzas: El momento de adoración donde el niño exprese, su amor por medio de expresiones corporales.

    Evento Bíblico: consta de diferentes partes:

    Introducción. Se incentiva al niño a buscar en Dios una ayuda para su problema o necesidad. Participando en la pregunta o actividad que se ha preparado. Este puede ser: drama, juego, preguntas, otros, estimula la mente del niño.

    Narración. Enseñanza de la Palabra de Dios, siendo los textos utilizados de la Biblia. Hay diferentes métodos, siendo: drama, narración, láminas, película sobre el tema.

    Aplicación. Ayudar al niño a poner en práctica lo escuchado sobre la enseñanza. Este puede ser con aplicaciones personales, hoja de trabajo. Con desafío a realizar un cambio en su vida.

    Versículo: el niño debe aprender un texto de la Biblia. Cada texto tiene las siguientes etapas para que el niño entienda la enseñanza del versículo.

    Introducción.

    Presentación.

    Explicación.

    Aplicación.

    Equipos pequeños. El niño refuerza lo aprendido con un guía de grupo pequeño, donde realiza la manualidad u hoja de trabajo.

    Refrigerio y Ofrenda: oración para la entrega del refrigerio y la entrega de ofrenda a Dios.

    1. Programación:

TEMA

DESCRIPCION

MATERIALES Y NECESIDADES

1

RECEPCION

Reportero: preguntando a todos los niños. ¿Qué piensas de Dios?, ¿Cómo es Dios?

Micro y cámara.

2

INTEGRACION

Juego de Dibujo: un niño mira una imagen, corre a un niño y va a dibujar lo que el niño le va diciendo.

Papelografos.

Plumones.

3

BIENVENIDA Y ORACIÓN

Oración

  

4

ALABANZAS

Arco Iris

CD DE MUSICA: 1 Y 2

Tu Eres Dios

Mi Creador, Mi Rey

EVENTO BIBLICO

INTRODUCCION

Drama: ¿Qué piensa la gente de Dios?

Véase: Anexo 1 – Drama

Personajes:

  • Reportero.
  • Señora.
  • Señor intelectual.
  • Policía Niño Piraña.

NARRACIÓN

Rueda de Preguntas:

  

Con el fin del que niño pueda encontrar respuestas de Dios en su propia Biblia y marcar los versículos.

Véase: Anexo 2 – Rueda de Preguntas.

APLICACIÓN

Preguntas de aplicación:

¿Cómo puedo conocer a Dios?

Guiar a niño a las posibles respuestas:

  • Por su palabra
  • Invitando a Jesucristo a venir a tu vida, confesando tus pecados, creyendo que él murió en la cruz por ti.
 

VERSICULO

Juan 17:3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero y a Jesucristo, a quien has enviado”

Véase Anexo 3 – Texto Bíblico

 

6

EQUIPO PEQUEÑOS

Trabajo de Hoja de actividad.

Reforzando al niño sobre el tema o preguntas.

 

7

REFRIGERIO Y DESPEDIDA

Oración

Escoger a un niño para servir en la mesa.

Anexo 1 – Drama

Reportero:     Buenos días. Este es el noticiero NNC. Hoy día estamos en la calle buscando la respuesta a la pregunta: ¿Cómo es Dios? Perdoné Señora, quiero hacerle una pregunta: ¿Cómo es Dios?

Señora:     Yo no tengo tiempo para pensar en Dios. Tengo demasiado trabajo. Mi dios es el trabajo

Reportero:    Señor, usted parece ser una persona que lee mucho. ¿Tiene idea de cómo es Dios?

Señor Intelectual: Oh, sí. Dios es un ser creado por la imaginación del hombre, pero algunos dicen que es un ser perfecto y bondadoso.

Reportero:    Señor Policía, tengo una pregunta para usted. ¿Cómo es Dios?

Policía:    Bueno, pensándolo bien, yo veo más gente en la cárcel que en las iglesias. Cada día hay más crímenes. Hasta hay padres que matan a sus hijos. Para mí Dios es indiferente a lo que pasa en la sociedad porque no hace nada porque no cambia el mundo.

Reportero:    Se acerca a un niño piraña. Hijito por favor, ¿me puedes contestar esta pregunta? ¿Cómo es Dios?

Niño Piraña:    Me han dicho que Dios es como mi padre; y si eso es la verdad, no quiero saber nada de él. Toda mi vida he recibido golpes, insultos, lisuras y el rechazo de mi padre. Si Dios me ama como mi padre me ama, mejor solo que mal acompañado.

Pregunta de enlace: ¿Cuál de estos personajes realmente saben cómo es Dios?

Anexo 2 – Rueda de Preguntas

Preguntas:

  1. ¿Cómo puede saber cómo es Dios? Juan 1:18
  2. ¿Cuántos dioses hay? Isaías 45:21b y 22
  3. ¿De qué tamaño es Dios? Tan grande que con la palma de su mano midió lo cielos. Isaías 40:12,15
  4. ¿Qué edad tiene Dios? Sus años nunca terminarán. Salmos 102.27
  5. ¿Qué hace Dios por mí? Me perdona, me sana, me colma de amor y ternura. Salmos 103:3,4 DHH
  6. ¿Alguien ha visto a Dios? Nadie Éxodo 33:20
  7. ¿Dios cambia? Nunca. Malaquías 3:6

Anexo 3 – Texto Bíblico

Introducción.

Preguntar a los niños: ¿A quién te gustaría conocer: entre el presidente o un artista o deportista? ¿Por qué?

¿Por qué te gustaría conocerlo?

¿Realmente crees conocerlo?

¿Conoces más al personaje que seleccionaste o un familiar, hermano, primo?

Cuando somos amigos de una persona, llegamos a conocerlo un poco. ¿a quién conoces mejor? ¿Por qué?

Presentación:

Presentar a los niños el texto.

Explicación:

Tal vez crees que sólo la personas mayores pueden conocer a Dios o las religiosas, o que Dios es muy lejano, u está ocupado para tener interés en ti o en pasar un rato contigo.

Si quieres conocer el Parque de las leyendas, hay que ir, caminar y observar. Entonces ¿qué debo hacer para conocer a Dios?

  1. Ser parte de la familia de Dios.
  2. Asistir a la iglesia.
  3. Hablar con Dios.
  4. Pasar tiempo leyendo su Palabra.

¿Por qué debo conocer a Dios?

Él quiere que lo conozcas. Por eso nos ha dado su palabra, porque en ella nos dice cómo es ÉL, y cómo podemos llegar a conocerle.

Aplicación

¿Por qué es importante conocer a Dios?

Porque es el único que te puede dar vida eterna. Y puede darte gozo y paz.

¿Qué tengo que hacer?

Nos toca hacer dos cosas:

  1. Confiar en el hecho que Dios ha prometido perdonar mis pecados;

Otro es responder a su llamado y entregarle mi vida a Cristo para que sea mi Salvador.